En entreParéntesis: "'Víctimas de la Iglesia' es un relato de Pascua"

En entreParéntesis: "'Víctimas de la Iglesia' es un relato de Pascua"

La religiosa Pepa Torres publica en la web entreParéntesis –una iniciativa de la Compañía de Jesús para generar un espacio de diálogo y encuentro en las fronteras– una reseña-comentario sobre el libro 'Víctimas de la Iglesia. Relato de un camino de sanación', de PPC, en la que asegura que "desde hace muchos años, somos muchas las mujeres que esperábamos este libro", un libro que, según explica, "quiere hacer justicia al olvido deliberado que ha maltratado a las víctimas de la Iglesia" y que "lejos de ser un relato de morbosidad y resentimiento, lo es de esperanza y reconciliación".

Torres –religiosa Apostólica del Corazón de Jesús e integrante de la Red Interlavapiés– analiza cada una de las partes escritas por los tres autores del libro, extractando algunos fragmentos de la víctima anónima de la protagonista y resumiendo los argumentos principales de las dos personas que la ayudaron a salir del "infierno", el sacerdote José Luis Segovia y el psicólogo Javier Barbero.

En su comentario, califica el libro de "un canto al amor y a la esperanza en un itinerario vital donde la fe ha sido sostén y agarradero para resistir y afrontar la violencia de quien la predica y la pervierte". Y añade: "El libro es un relato de pascua, un relato de resurrección" y "una confesión de fe en el Dios que actúa a través de las relaciones terapéuticas y sanadoras que acompañan y revelan que el amor existe, resiste y libera frente al poder del miedo, la violencia y las formas más sutiles e infames de engaño y dominación que en nombre de Dios intentan destruir lo más humano".

En una reflexión más amplia sobre los abusos en la Iglesia, la religiosa considera que "es a la Iglesia, independientemente de lo que hagan las instancias judiciales, a quien corresponde hacerse cargo de este mal con el que los agresores han corrompido a las víctimas".

"El viernes santo, en una meditación sobre el Crucificado después de leer un fragmento, al terminar la oración, se me acercó con timidez un hombre mayor que me preguntó si yo era la autora, cuando le dije que no, me respondió que llevaba toda la vida esperando a que alguien se atreviera a escribir un libro sobre ese tema". Leer la reseña completa