“Deberes” para catequistas en verano

Compra online: envíos a España (península y Baleares) y gastos de envío gratis desde 20 € (sin IVA).
“Deberes” para catequistas en verano

DANIEL OROZCO.- El curso de catequesis toca a su fin... Asoma el temor de siempre: ¿cómo evitar que el verano se convierta en un amplio paréntesis en mi vida cristiana como catequista y en la de niños y adolescentes? ¿Cómo no perder o dejar en el olvido lo que hemos vivido?

Recientemente, las redes sociales se hicieron eco de una imagen viral: un profesor italiano de Secundaria presentaba a sus alumnos una peculiar lista de deberes para que llevasen a cabo en verano.

Inspirados en esas originales tareas, te sugerimos algunos “deberes” para este verano:

  • Contempla y disfruta de la naturaleza. Dios nos habla en la Creación. Escucha su voz en el canto de los pájaros, la quietud de un paisaje, la bullante vida de un arroyo, el atardecer en una playa. [La encíclica ‘Laudato si” del papa Francisco en 50 frases]
  • Disfruta de la amistad. Aprovecha que tienes más tiempo para estar con tus amigos y amigas. Practica con ellos mucho deporte, juega, salta, corre, baila... Recuerda lo que dice la Biblia: “Un amigo fiel es un refugio seguro, y quien lo encuentra ha encontrado un tesoro” (Eclesiástico 6,14).
  • Conoce a gente nueva. El verano nos lleva a lugares nuevos y nos hace conocer personas distintas, de toda raza, lengua, pueblo, nación y religión. Ellas están esperando lo que tú les puedes aportar. Tú abre tu mente, corazón y alma a lo que estas personas te ofrezcan.
  • Gestiona la tristeza, el miedo o el aburrimiento, que también hacen su aparición en este tiempo. Poner por escrito lo que sientes o hablar y compartir esto con alguien, ayuda a afrontar y superar las dificultades. Sin duda, Jesús también está esperándote para que le confíes estos momentos: “Venid a mí los que estéis cansados y agobiados, que yo os aliviaré”.
  • Lee lo máximo posible. Lee la Escritura con calma. Deja que la voz de Dios resuene en ti y ponla en práctica. Lee libros que te ayuden a mantener viva tu fe. Nuestra editorial puede ayudarte en este cometido. Lee esa novela o ese cuento que tanto deseas. Leer nos invita a soñar, nos da a conocer nuevos mundos e ideas. Leer nos regala libertad.
  • Evita todas las cosas, situaciones y personas que te hagan sentir negativo y vacío. Busca situaciones estimulantes y amigos y amigas que te aprecian y te entienden por ser quien eres. Busca el abrazo misericordioso de Dios Padre y llénate de la alegría del evangelio.
  • Date, regálate a los demás. Dedicar tiempo, esfuerzo, talento para mejorar en mil y un gestos la vida de conocidos y desconocidos es de las experiencias más apasionantes que puedes vivir en este tiempo.
  • Disfruta del “calor” de la familia. Es un calor que no agobia, que no es pegajoso, sino que es un calor que refresca, reconforta, nos devuelve la paz y la sonrisa perdida. La familia es el mejor escenario para que este verano sea un tiempo de gracia.
  • Ora. Dedica tiempo a hablar con Dios, a escucharle. Cuida esa Amistad. Búscale a Él y te reencontrarás contigo mismo.
  • Déjate acompañar por la comunidad cristiana. En este tiempo, las comunidades suelen proponer actividades distintas (campamentos, campos de trabajo, convivencias, retiros o ejercicios espirituales). Participa en ellas. Y, por supuesto, vive la Eucaristía dominical allá donde estés: empápate. Es la mejor manera de seguir alimentando lo que ha nacido y crecido en este curso.
  • Por último, no olvides que Dios no se va nunca de vacaciones. Él no descansa, porque tu descanso es el suyo; su felicidad, la tuya. Él está siempre para ti, para acompañarte, sostenerte y ofrecerte su infinita ternura y amor. Vive este tiempo unido a Él.

¡Feliz verano!

Relacionado

Comentarios (1)

Me encanta. Ahora a hacerlo para demostrar cada día la alegría del evangelio y para entrar con fuerzas en el nuevo curso.

Quiero comentar

Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con este contenido. Recuerde que tu comentario será revisado antes de publicarse. Los comentarios fuera de tema, los promocionales, o aquellos que resulten ofensivos para los usuarios de la web serán eliminados.