Bendición y envío de los catequistas

Compra online: envíos a España (península y Baleares) y gastos de envío gratis desde 20 € (sin IVA).
Bendición y envío de los catequistas

HERMINIO OTERO.- Por estas fechas es común en todas las parroquias celebrar de alguna manera el “envío de los catequistas”. Así se hace visible el mandato explícito de enseñar la fe de la Iglesia en su nombre y se pide de la ayuda de Dios para llevar a cabo esa tarea.

El domingo 17 de octubre, en la Parroquia Nuestra Señora de las Fuentes, en Madrid, los catequistas hicieron entrega de los materiales catequéticos para este año a las familias cuyos hijos participan en la Iniciación Cristiana de Niños. Lo hicieron de modo oficial al final de la eucaristía familiar, después de haber recibido ellos mismos la bendición dentro del envío como catequistas.

El párroco, José María Crespo, acudió al Bendicional y eligió la bendición de los catequistas que el ritual ofrece para los distintos ministerios y circunstancias de la vida parroquial (Bendición n. 379):

“Señor, con tu bendición paternal,

robustece la decisión de estos servidores tuyos,
que desean dedicarse a la catequesis;

haz que lo que aprendan meditando tu Palabra
y profundizando en la doctrina de la Iglesia

se esfuercen por comunicarlo a sus hermanos
y así, junto con ellos, te sirvan con alegría.

Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén”
.

También se rezaron las preces que pone el mismo Bendicional (Bendición 379) y que recordamos aquí:

  • Haz que todo el mundo conozca que tú, Padre,
 eres el único Dios verdadero y que Jesucristo, tu Hijo, es tu enviado.
  • Manda obreros a tu mies, para que tu Nombre
sea glorificado en todas las naciones.
  • Tú que enviaste a los discípulos a proclamar el Evangelio,
ayúdanos a propagar la victoria de la cruz de Cristo.
  • Haz que seamos dóciles a la predicación de los apóstoles
y sumisos a la verdad de nuestra fe.
  • Tú que nos llamas hoy a tu servicio en favor de nuestros hermanos,
haz que seamos ministros de tu verdad.
  • Guarda a los ministros de tu santa Iglesia, para que,
al enseñar a los demás, seamos hallados fieles en tu servicio.
  • Que la gracia del Espíritu Santo dirija nuestros corazones y nuestros labios, para que permanezcamos siempre en tu amor y en tu alabanza.

¿Qué se espera del catequista?

Según estos textos litúrgicos, ¿qué es lo que se espera del catequista?

  • Aprender meditando: interiorizar y vivir los que se anuncian para superar la mera transmisión de ideas.
  • Meditar la Palabra: tener familiaridad con la Escritura para conocer a Cristo y anunciarlo.
  • Profundizar en la doctrina para anunciarla adecuadamente.
  • Comunicar con la vida: transmitir lo que se vive en comunidad.
  • Contagiar la alegría del Evangelio.

Todo un programa, detrás del que se esconde una realidad: ¡La catequesis es un auténtico ministerio! Insistiremos sobre ello.

 

Catálogo PPC

Quiero comentar

Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con este contenido. Recuerde que tu comentario será revisado antes de publicarse. Los comentarios fuera de tema, los promocionales, o aquellos que resulten ofensivos para los usuarios de la web serán eliminados.